fbpx

Las vacaciones tienen muchas cosas maravillosas, poder descansar, disfrutar del tiempo libre, pasar más rato con la familia y los amigos…y los helados. Poder comer helados es uno de los grandes placeres de estos días de intenso calor, un capricho del que nos privamos en otras épocas del año pero que en verano nos permitimos.

 Aunque cada vez más las grandes marcas comerciales son conscientes de la intolerancia a la lactosa y ofrecen algunas opciones sin, todavía podemos llevarnos algún “susto” que nos fastidie el día de playa. Así que os presentamos algunas alternativas de helados libres de lactosa para disfrutarlos sin preocupaciones, y por supuesto sin remordimientos.

 

Si vamos a consumir un helado industrial podemos buscar los que estén elaborados con leche de soja, de coco, de arroz o sólo a base de frutas naturales, pero sino también podemos lanzarnos a elaborarlos caseros y así además nos garantizamos que sean mucho más sanos y menos azucarados. 

HELADO DE LECHE DE ARROZ, CON VAINILLA, CANELA Y NUECES

A fuego lento cocemos 1 litro de leche de arroz durante 5 minutos con una vaina de vainilla y una ramita de canela. A continuación añadimos dos cucharadas soperas de azúcar. Lo llevamos al congelador y antes de que cristalice lo batimos hasta que tenga consistencia y le añadimos nueces al gusto.

PLÁTANO CON NARANJA Y GALLETAS MARIA

Batimos 1 kg de plátanos maduros y los mezclamos completamente con el zumo de una naranja, añadimos azúcar al gusto o un toque de canela. Llevamos la mezcla al congelador y no hace falta batirla posteriormente porque la textura es ya muy cremosa.

Como toque final podemos espolvorear con galletas maría trituradas y servir bien frío. 

MOUSSE HELADA DE SOJA DE CHOCOLATE

 

Batir 1 litro de leche de soja con 6 cucharadas soperas de cacao en polvo (asegurarse de que el cacao no contenga Lactosa o bien darse el capricho con Nutira). A continuación congelar la mezcla y batir cada 20 minutos durante 1 hora. Decorar con ralladura de naranja y listo para consumir.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *