Grados de intolerancia a la lactosa

 

No todas las personas con intolerancia a la lactosa reaccionan de igual modo a la misma cantidad de lactosa. Es por ello, que se habla de diferentes grados de intolerancia y en función del grado se desarrollarán más o menos síntomas a la hora de digerir alimentos que contengan lactosa. Tampoco todos los alimentos tienen la misma cantidad de lactosa, por tanto, lo que es importante es conocer nuestro grado de intolerancia, así como las los porcentajes de lactosa en los alimentos para conocer nuestros límites y lo que podemos ingerir sin tener problemas a posteriori.

Hay personas que pueden digerir sin síntomas hasta 12 gramos de lactosa (un vaso de leche) y otras que no pueden digerir ni simples trazas de lactosa. También hay que tener en cuenta que el grado de intolerancia puede ir cambiando con el paso del tiempo.

No existe una clasificación universal del grado de intolerancia, pero teniendo en cuenta diversos estudios clínicos, el grado de intolerancia se puede clasificar:

  • Alto (de 0 a 2 gramos)
  • Medio (de 2 a 7 gramos)
  • Bajo (de 7 a 12 gramos)

¿Cómo podemos averiguar nuestro grado de intolerancia?

Un protocolo sencillo para saber nuestro grado de intolerancia consiste en hacer una dieta sin lácteos durante una semana para comprobar que los síntomas adversos desaparecen. A continuación, vamos introduciendo poco a poco alimentos con lactosa y vamos anotando los resultados. Lo aconsejable es consumir una porción de alimento correspondiente a 1 gramo de lactosa con la comida del mediodía. Si no tenemos síntomas, doblamos la ingesta de 1 a 2 gramos al día siguiente; si seguimos sin síntomas, pasamos al día siguiente a los 5 gramos y así sucesivamente de los 5 a los 10 y de los 10 a los 20 gramos, que es la cantidad que puede tomar una persona tolerante.

En función de nuestro grado de intolerancia podemos saber si nuestro cuerpo tolera la ingesta de según qué alimentos con lactosa. Cada persona puede controlar los síntomas de su intolerancia eligiendo los alimentos de su dieta según la cantidad de lactosa que contengan.

Los grados de intolerancia y los suplementos de lactasa

El grado de intolerancia también determinará qué tipo de suplemento de lactasa es más aconsejable. Por ejemplo, Nutira Masticable contiene 4500 FCC de lactasa, indicado para intolerantes con un grado de intolerancia media-baja y Nutira Forte Caps, en cambio, contiene 9000 FCC y está especialmente pensado para personas con un grado de intolerancia entre moderado y fuerte. FCC significa Código Químico de Alimentos y es un estándar que se utiliza para medir la actividad enzimática del suplemento. Es necesario tener en cuenta que 1g de lactosa equivale a 300FCC.

 

FUENTES

http://libredelacteos.com/lacteos-lactosa/grados-de-intolerancia-a-la-lactosa-y-tratamiento/

https://www.globalhealingcenter.net/salud-natural/beneficios-lactasa.html

https://mujerconsalud.com/pastillas-de-lactasa/

El auge de la leche cruda

En los últimos años ha crecido considerablemente el consumo de leche cruda así como de sus derivados ( quesos, yogures, cuajadas…) pero ¿sabemos realmente qué es la leche cruda? ¿Qué la diferencia de la fresca o la pasteurizada?

Por leche cruda entendemos aquella que no ha sido sometida a un proceso de pasteurización, es decir que se consume tal cual sale del animal sin ser hervida a diferentes temperaturas y tiempos, como se hace por ley con la leche que consumimos habitualmente. El procedimiento de pasteurización garantiza la destrucción de casi la totalidad de los patógenos con los que la leche haya podido ser contaminada en su proceso de extracción o distribución.

  Leer más

¡Al rico Helado casero (y sin lactosa)!

Las vacaciones tienen muchas cosas maravillosas, poder descansar, disfrutar del tiempo libre, pasar más rato con la familia y los amigos…y los helados. Poder comer helados es uno de los grandes placeres de estos días de intenso calor, un capricho del que nos privamos en otras épocas del año pero que en verano nos permitimos.

 Aunque cada vez más las grandes marcas comerciales son conscientes de la intolerancia a la lactosa y ofrecen algunas opciones sin, todavía podemos llevarnos algún “susto” que nos fastidie el día de playa. Así que os presentamos algunas alternativas de helados libres de lactosa para disfrutarlos sin preocupaciones, y por supuesto sin remordimientos.

  Leer más