Alimentos (sin lactosa) para fortalecer tus defensas

 

Con la llegada del frío, llega también una tarea importante, fortalecer nuestro sistema inmunológico para aumentar las defensas de nuestro organismo frente al cambio de temperaturas y las condiciones del invierno y prevenir así la aparición de resfriados.

La forma más eficaz de conseguirlo se puede llevar a cabo de manera totalmente natural, siguiendo una alimentación saludable y variada basada en alimentos ricos en micronutrientes que le aporte a nuestro organismo los recursos que necesita para neutralizar el efecto de los gérmenes.

¿Cuáles son estos alimentos? Compartimos contigo un listado de los principales para que no falten en tu mesa este invierno.

 

  • Vitamina C: las coles, los cítricos, las hortalizas y verduras de hoja verde o los kiwis son excelentes fuentes de una de las vitaminas más importantes para nuestras defensas. Prepárate zumos verdes este invierno, ¡el verdadero elixir para tus defensas!, mantendrán tu organismo limpio, fuerte e hidratado.

 

  • Flavonoides antioxidantes: Los alimentos ricos en flavonoides protegen las células del organismo. Los encuentras en las manzanas, chocolate negro, cítricos, espinacas, coles o ajo.

 

  • Carotenos: Estos potentes antioxidantes son los encargados de darle a frutas y verduras su color, así que los encontrarás en los alimentos caracterizados por un color intenso: Zanahoria, boniato, calabaza, pimiento rojo, tomate, papaya, mango, melocotón, algas, grelos, repollo, espinacas, acelgas, kale o berros.

 

  • Minerales esenciales: Puedes preparar un hummus (que se elabora con tahini) aderezado con sésamo, pipas de calabaza y huevo duro para unir cuatro fuentes de zinc en una. Si acabas la comida con un trocito de chocolate negro, ¡sumas otra fuente de zinc al menú! El huevo y las pipas de calabaza, además, son fuentes de selenio, junto con cereales integrales como el arroz y la avena.

 

  • Ácidos Grasos Esenciales: Las principales fuentes de estos ácidos necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo son el aceite de oliva, el aguacate, las nueces, los pescados azules como el salmón, la caballa, el arenque, el atún blanco o la trucha, las algas y las semillas como la chía o el lino.

 

  • Alimentos fermentados: Los probióticos presentes en los alimentos fermentados son muy importantes para que tu flora intestinal se mantenga sana y tu sistema inmunológico fuerte. Si tu grado de intolerancia no te permite consumir siquiera alimentos con bajo contenido en lactosa como yogur o kéfir, añade a tu dieta platos con col fermentada (ensalada Waldorf, chucrut, kimchi) o té kombucha.

 

  • Alimentos termogénicos: Estos alimentos aumentan la temperatura interior de nuestro cuerpo y favorecen la circulación, fortaleciendo el sistema inmunológico. Añade con frecuencia especias como cúrcuma, cayena, canela, jengibre o clavo a tus platos y bebidas para protegerte de resfriados.

 

La mayoría de alimentos que proponemos para reforzar el sistema inmunitario y no caer enfermo este invierno son alimentos sin lactosa y saludables. Además, si padeces intolerancia a la lactosa con Nutira Masticable y Nutira Forte Caps podrás compensar el déficit de la enzima lactasa. Con Nutira podrás seguir consumiendo lácteos y evitando los problemas digestivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*