Mitos sobre los lácteos

 

La leche y los productos lácteos reciben muchas críticas relacionadas con supuestos efectos perjudiciales para nuestra salud. Estas críticas han dado lugar a la creación de ciertos mitos sobre la leche y los lácteos, ¿cómo saber si son ciertos o no?

¿Hay muchas personas alérgicas a la leche de vaca?

FALSO, la alergia a la proteína de la leche de vaca es relativamente rara. Afecta a entre un 2% y un 6% de los bebés menores de dos años y el 80% y el 90% dejan de ser alérgicos alrededor de los 5 años. Los casos en adultos son muy poco frecuentes, de uno a cinco por cada mil.

¿Hay muchos intolerantes a la lactosa?

Según los datos, alrededor de un 30% de la población española podría ser intolerante a la lactosa, aunque no en el mismo grado. En el más alto están las personas que no presentan la enzima, esto es, totalmente intolerantes que no pueden ingerir ni cantidades mínimas de lactosa. El resto puede consumir dosis de lactosa siempre y cuando no se exceda y dependiendo de cada caso.

¿El calcio de la leche no se absorbe bien?

Al contrario. El calcio de los lácteos es el que se absorbe mejor por el organismo, ya que, además de contener una cantidad mucho más elevada de calcio que el resto de alimentos, su asimilación es mucho más alta. El calcio es esencial para el desarrollo del esqueleto y los dientes. En menor cantidad, también contienen calcio las legumbres, hortalizas de hoja verde, ciertos pescados y los frutos secos.

¿La leche produce mucosidad?

Hasta el momento, no existe ningún estudio que lo haya confirmado. Este mito podría deberse a la textura cremosa de la leche que, al beberla, provoca una sensación temporal de mayor mucosidad en la boca y la garganta.

¿Los lácteos son malos para el colesterol?

No, son malas para el colesterol ciertas grasas como las grasas trans -también llamadas aceites hidrogenados- que están presentes en alimentos como la bollería industrial. También es perjudicial ingerir azúcares simples en grandes cantidades a través de productos como el propio azúcar, los dulces, las mermeladas o los refrescos azucarados.

¿Los lácteos hacen engordar?

No, lo que hace engorda es consumir un exceso de calorías y azúcares combinado con la falta de actividad física. La leche, el yogur y ciertos quesos tienen poco valor calórico y forman parte de una dieta sana y equilibrada. Los quesos con mayor aporte calórico son también saludables y, como cualquier alimento, han de consumirse con moderación para mantener el equilibrio entre la ingesta de calorías y el gasto calórico a través de la actividad física.

 

FUENTE

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/6884584/07/15/Los-falsos-mitos-de-la-leche-quienes-como-y-por-que-se-oponen-a-su-consumo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*