Intolerancia a la lactosa y colon irritable

 

Conocer nuestro cuerpo nos ayudará a cuidarlo mejor y contribuirá a tener una vida más saludable y plena. Muchas veces los síntomas derivados de una intolerancia a la lactosa se pueden confundir con los propios de otras patologías digestivas, como por ejemplo el colon irritable, por eso es importante conocerlos, diferenciarlos y tratarlos de manera específica para conseguir así una mejor calidad de vida.

Leer más

Deporte e intolerancia a la Lactosa

La práctica deportiva ya sea a nivel profesional o amateur necesita de una alimentación adecuada y adaptada a la misma. Hay un mayor desgaste físico y por tanto un mayor consumo calórico que debemos compensar nutritivamente, pero si además queremos cuidar la línea y si también somos intolerantes a la lactosa el menú se puede complicar un poco.

  Leer más

Cómo saber si soy intolerante a la lactosa

 

¿Seré intolerante a la lactosa?

Sentir que tienes que ir corriendo al baño después de consumir alimentos con lactosa o sufrir dolor abdominal es una de las peores cosas que le puede pasar a un amante de los lácteos ya que son algunos de los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Los síntomas se presentan entre 30 minutos y dos horas después de ingerir alimentos con lactosa y las principales señales son: sensación de hinchazón, dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, gases, náuseas, vómitos, perdida de apetito y dolor de cabeza.

Otras condiciones como el síndrome del intestino irritable o la enfermedad de Crohn hacen que no se toleren bien los lácteos. Muchos de estos pacientes son intolerantes a la lactosa, pero otros no.

Leer más

Cuesta de septiembre, cómo ahorrar siendo intolerante a la lactosa.

El mes de septiembre nos marca el fin de las vacaciones, la vuelta a la rutina y que la tarjeta de crédito se resiente después de los gastos de las vacaciones y todo lo que hay que pagar al inicio de un nuevo curso. Es la conocida cuesta de septiembre.

Si encima le añadimos que las personas que tienen algún tipo de alergia o intolerancia alimenticia tienen que pagar mucho más por adquirir algunos productos, septiembre puede hacerse aún más cuesta arriba.

Leer más