fbpx

El desayuno es la primera comida del día y es también una de las más importantes para nuestra salud. Nos ayuda a sobreponer las energías y nutrientes que el organismo pierde durante las horas de descanso y es fundamental para empezar el día con un buen estado físico y mental. ¿Qué puede comer una persona con intolerancia a la lactosa a la hora de desayunar? Aunque nos parezca que los alimentos con lactosa son imprescindibles, podemos elegir otras opciones para lograr unos desayunos saludables que nos aporten energía.

¿Cuál es la dieta apropiada para comenzar el día?

Las encuestas sobre hábitos de consumo en el desayuno alertan que la pastelería industrial y otros productos procesados pasa por delante de alimentos más saludables como el pan, los cereales o la fruta, y el problema de esta bollería es que nos aporta muchas calorías pero muy pocos nutrientes.

Según la OMS, un desayuno equilibrado debería tener cereales, preferiblemente integrales, fruta fresca y algún tipo de lácteo u otra fuente de calcio. Proteínas y carbohidratos que nos hacen falta para mantenernos fuertes el resto del día.

Desayunos diferentes para intolerantes a la lactosa

El desayuno de una persona intolerante a la lactosa no incluirá leche, mantequillas, batido, queso, ciertas galletas, ni bollería. Como elección más saludable frente a la bollería y repostería, destacamos el pan tostado untado con mermelada, miel, atún o embutido apto para intolerantes a la lactosa. Por otro lado, si queremos mezclar el café, cacao o nuestros cereales con leche, se puede optar por las bebidas vegetales o la opción de la leche sin lactosa.

 

Opciones saludables de desayunos sin lactosa

Hay desayunos saludables para todos los gustos y días de la semana, desde crepes dulces hasta tortitas saladas, además de batidos energéticos y otras delicias matutinas. Os proponemos algunas ideas, aunque opciones hay muchísimas, simplemente, hay que mirar siempre lo que llevan los alimentos para saber si tienen lactosa o no.

 

  • Un buen bol de porridge con copos de avena y leche de soja. El porridge es un alimento rico en carbohidratos y fibra, ideal para las mañanas de primavera, ya que la avena da mucha energía para aguantar sin hambre toda la mañana.

 

  • Muesli de tres cereales o de arroz inflado con copos de maíz, pasas y almendras te proporcionará energía duradera para toda la mañana.

 

  • Crepes hechas con harina de trigo sarraceno y bebida vegetal (arroz, almendra, avellana etc.) ideales como desayuno, merienda o postre también. Permiten muchas combinaciones ya que las podemos comer dulces o saladas.

 

  • Tostadas con aguacate: podemos utilizar pan, siempre eligiendo un tipo de pan que no contenga lactosa. El pan de linaza, por ejemplo, es una gran opción para un desayuno saludable pues la linaza es una semilla con fibras de excelente calidad que aporta ácidos grasos omega-3. El aguacate, rico en proteína, fibra y grasas saludables nos aportará la energía que necesitamos para empezar bien el día.

 

  • Batido de frutas: Los batidos está de moda, son fáciles de preparar y nos permiten añadir muchos alimentos que necesitamos. Podemos combinar frutas como la manzana, la pera, el kiwi, la papaya, las fresas y la piña con vegetales de hoja verde; también podemos añadirle algunas especias como jengibre, cardamomo o canela. Aunque pueda parecer una mezcla extraña, el sabor es delicioso y nos estará aportando muchísimas vitaminas para afrontar el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *