¿Sigues sin saber qué cocinar esta Pascua? Si es así, sigue leyendo porque te presentamos las recetas de 3 típicos dulces de Semana Santa sin lactosa. ¿Lo mejor de todo? ¡Todos son sin lactosa!

 

Rosquillas de Semana Santa sin lactosa

Si como a Homer Simpson te encantan las rosquillas, ¡estos dulces de Semana Santa sin lactosa son tu receta ideal!

¿Qué necesitas?

  • 3 huevos.
  • 400 gr. De harina.
  • 150 gr. De azúcar.
  • Ralladura de 1 limón.
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo.
  • 5 cucharaditas de leche sin lactosa.
  • 1 ½ cucharadita de anís o moscatel.
  • Aceite.

¿Cómo se prepara?

El primer paso para preparar tus rosquillas será batir los huevos en una fuente e ir añadiendo el azúcar, el aceite, la leche, el licor y la ralladura de limón. Recuerda, continuar batiendo cada vez que vayas incorporando uno de los ingredientes para que queden integrados perfectamente.

Una vez que los hayas batido bien y consigas una mezcla homogénea, deberás incluir la levadura y la harina poco a poco e ir removiendo con el resto de los ingredientes. Llegará un punto en el que, después de mezclar bien, la masa estará bastante espesa; y tendrás que colocarla sobre una superficie lisa para espolvorear algo de harina sobre ella y trabajarla con las manos hasta que tenga un aspecto uniforme. Es importante que repose unos minutos.

¡Es hora de hacer la forma de tus rosquillas! Coge pequeñas porciones de masa y estíralas un poco para poder hacer la forma circular tan característica de esta delicia, y así enrollarlas sobre sí mismas y juntar los bordes.

Después, calienta un chorro abundante de aceite para poder freír las rosquillas un par de minutos por cada lado hasta que estén bien doradas y déjalas escurrir para eliminar el exceso de aceite.

Luego, espolvoréalas a tu gusto con azúcar para darle el toque final y deja que repose una hora o dos. ¡Y listo! Ya tienes tus delicioso dulce de Semana Santa sin lactosa.

Rosquillas de Semana Santa

Torrijas de Semana Santa sin lactosa

Uno de los postres estrella en estas fechas. Una receta sabrosa, tradicional… ¡y deliciosa!

¿Qué necesitas?

  • 1 barra de pan del día anterior
  • 1 L. de leche sin lactosa
  • 1 rama de canela
  • 100 gr. Azúcar
  • 3 huevos
  • Azúcar o canela para rebozar
  • Aceite de oliva virgen

¿Cómo se prepara?

En primer lugar, tendrás que hervir en un cazo la leche con el azúcar y la rama de canela. Mientras la leche se calienta, corta en rebanadas de entre 1-2 cm. de grosor la barra de pan. Es importante que sea del día anterior, ya que las torrijas serán mucho más jugosas y cremosas al absorberse mejor la leche.

Cuando comience a hervir, retira tu mezcla del fuego sobre un plato hondo y tápala para que se enfríe. Es esencial dejar un tiempo de margen antes de empapar las rebanadas de pan, con tal de evitar que se reblandezcan demasiado. Después, en otro recipiente hondo, tendrás que batir los huevos y pasar cada rebanada de pan por ambas caras.

Llegados a este punto, calienta la sartén con un chorrito de aceite a fuego fuerte y cuando esté caliente, fríelas para que se doren por sus dos caras. Luego, escúrrelas bien y deposítalas en un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Por último y no menos importante, recuerda aplastarlas con una espátula y espolvorearlas cuando aún están calientes con canela o azúcar. ¡Eso ya es decisión tuya!

Torrijas sin lactosa

Leche frita sin lactosa

Uno de los dulces de Semana Santa sin lactosa más emblemáticos de nuestro país sin duda alguna. ¡No te pierdas esta deliciosa receta de leche frita sin lactosa  de Orielo’s Kitchen!

¿Qué necesitas?

  • 500 ml. leche sin lactosa (o bebida de arroz con canela)
  • 100 ml. nata sin lactosa (o nata vegetal de arroz)
  • 6gr. Maicena
  • 90 gr. Azúcar
  • 1 huevo
  • 1 palito de canela en rama
  • Miel de 1/2 limón y 1/2 naranja
  • Un poco de harina
  • Azúcar y canela molida
  • Aceite

¿Cómo se prepara?

Primero, disuelve la maicena en un poco de leche. ¡Asegúrate de que no queda ningún grumo!

A continuación, calienta en una olla el resto de la leche junto a la nata. Recuerda añadir la canela y la piel de naranja y limón para darle un extra de sabor. Cuando esté hirviendo, tendrás que dejar que infusione con la tapa puesta durante unos 10 minutos.

Es el momento de colar la leche y apartar la canela y los cítricos. Así, podrás añadir el azúcar y maicena ya disuelta. Seguidamente, calienta de nuevo la mezcla a fuego medio-bajo entre unos 5 y 10 minutos. Es importante que no dejes de remover para que todos los ingredientes se integren hasta llegar a una contextura espesa y consistente.

Llegados a este punto, viértelo en un molde (previamente engrasado con aceite) y refrigéralo en la nevera durante al menos 4 horas.

El siguiente paso es desmoldar la masa y cortarla en porciones similares. De esta manera, podrás pasar cada uno de ellos por harina y huevo batido para que, finalmente, los frías por ambos lados unos 40 segundos y puedan reposar sobre papel absorbente. ¡El secreto está en que estén bien dorados!

Por último, espolvoréalos con la mezcla de azúcar y canela molida y, ¡a disfrutar!

Leche frita sin lactosa

Como ves, la intolerancia no debe ser un impedimento para disfrutar de estos sabrosos dulces de Semana Santa sin lactosa, aunque, si tienes dudas de si un producto o receta lleva o no lactosa estas fiestas, ¡ten a mano Nutira!

Recuerda que puedes tomar hasta 4 comprimidos a la vez de Nutira Masticable, 2 cápsulas de Nutira Forte o 2 comprimidos de Nutira Forte to go.⁣ Si pasados 45-60 minutos sigues consumiendo lácteos puedes repetir la toma.⁣ Además, nuestra gama de productos no contiene gluten ni azúcares añadidos en su composición así que…

¡A disfrutar se ha dicho! ¡Felices Pascuas!

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.