El verano es una de las épocas del año en la que más disfrutamos de la gastronomía nacional. Decimos adiós a los platos de cuchara para dar paso a los alimentos frescos y sabrosos, que se convierten en los protagonistas de nuestros fogones. Por eso, aprovechando que ya ha llegado el buen tiempo, queremos proponerte 5 recetas típicas del verano sin lactosa para disfrutar de la época estival:

¿Preparado para animar el verano con 5 deliciosas recetas?

 

Entremés: Canapé de ensaladilla rusa

Dicen que las primeras impresiones son muy importantes, por eso comenzaremos con un entremés delicioso y fácil de preparar: ensaladilla rusa. ¡Empecemos!

5 recetas para disfrutar el verano: Imagen de ensaladilla rusa¿Qué necesitamos? (Receta para dos personas)

  • 2 hojas de laurel
  • Peladura de limón
  • Sal
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Aceitunas verdes
  • 2 huevos
  • Atún

¿Cómo lo hacemos?

Comenzamos poniendo una olla con agua a hervir. Mientras se calienta, ponemos las 2 hojas de laurel, la peladura de limón y un puñado de sal. Una vez hierva el agua, introducimos las 3 patatas, la zanahoria, el huevo y la cebolla. 

Esperamos 7 minutos  y sacamos la cebolla y el huevo, y los ponemos a enfriar en agua con hielo. En unos 30 minutos, estarán listas las patatas y la zanahoria, así que también las sacaremos y las pondremos en un plato. ¡Sabremos que están listas cuando estén blanditas!

Seguidamente pelamos poco a poco las patatas, la zanahoria y la cebolla, y las picamos en dados pequeños. También picamos las aceitunas verdes. Una vez picados estos 4 ingredientes, los unimos y mezclamos bien con una cuchara. 

Ahora cogemos el huevo cocido y separamos la clara de la yema. Picamos la clara en finos trozos y la unimos a los otros ingredientes. Finalmente, destapamos el atún y ¡para adentro! Con esto ya tendremos la ensaladilla… Aunque espera, falta lo más sabroso: la mayonesa.

Mayonesa

Para hacer la mayonesa, rompemos el otro huevo restante y lo echamos en un bol. Le añadimos sal, vinagre y una buena cantidad de aceite de oliva. Todo eso lo mezclamos poco a poco y ya tenemos nuestra mayonesa.

Finalmente, mezclamos la ensaladilla con la mayonesa, colócalo en un molde o en unas rodajas de pan… ¡Y a disfrutar!

Entrante: Gazpacho de tomate

Tras abrir el apetito con la ensaladilla rusa, prepararemos el estómago para el plato principal: un rico gazpacho de tomate.

5 recetas para disfrutar el verano: Imagen de gazpacho de tomate

¿Qué necesitamos?

  • 1 Kg de tomate maduro
  • 50 gramos de pimiento verde
  • 40 gramos de cebolla
  • 70 gramos de pepino
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

¿Cómo lo hacemos?

Cogemos un bol donde podamos mezclar y triturar los ingredientes: los tomates, el pimiento, la cebolla, el pepino y el ajo. Cuando esté todo bien integrado añadimos 2 cucharadas de vinagre, 4 de aceite de oliva y un puñado de sal. Volvemos a mezclar durante unos minutos con la batidora, y ¡listo!

Si notamos que la mezcla está muy espesa, podemos añadir un poco de agua fría. A continuación, te recomendamos guardar el gazpacho durante un par de horas en el frigorífico para que se asiente, se integren todos los sabores y se enfríe. Más fácil y delicioso imposible, ¿no?

Principal: Quiche de salmón ahumado y brócoli

Y hemos llegado al momento más esperado de las 5 recetas sin lactosa para disfrutar el verano: ¡el plato principal! En esta ocasión te proponemos un exquisito quiché de salmón ahumado con brócoli con el que todos se chuparán los dedos.

5 recetas para disfrutar el verano: Imagen de Quiche de salmón ahumado y brócoli

¿Qué necesitamos?

  • Masa de aceite de oliva 
  • 175 gramos de salmón sin piel cortado en dados
  • 175 gramos de brócoli en ramilletes
  • 4 huevos
  • 60 mililitros de leche
  • 4 cucharadas de zumo de limón

¿Cómo lo hacemos?

Nos ocuparemos primero de los 175 gramos de ramilletes de brócoli que pondremos a hervir en agua durante 5 minutos. Una vez listos, los pasamos a un bol con agua fría para cortar la coacción. Por otro lado, mezclamos los huevos con el zumo de limón y la leche. 

El siguiente paso es preparar y extender la masa de aceite de oliva sobre un recipiente para horno. Encima le colocamos tanto los ramilletes de brócoli como el salmón en dados. Finalmente, le añadimos la mezcla de huevo, zumo y leche, y lo horneamos durante 45 minutos a una temperatura de 180 grados. 

Postre: Flan de queso sin lactosa 

Tras ese súper banquete, toca algo dulce, por eso, ¿qué mejor que un flan de queso sin lactosa?

Imagen de flan de queso sin lactosa

¿Qué necesitamos?

  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 60 gramos de miel
  • 15 mililitros de agua
  • 340 gramos de queso para untar sin lactosa
  • 125 mililitros de bebida de soja
  • 4 hojas de gelatina

¿Cómo lo hacemos?

Caramelo

Primero haremos el caramelo: cogemos el agua y la miel y la calentamos en una olla hasta que hierva. Una vez el agua se haya evaporado por completo, añadimos la canela y mezclamos para obtener el caramelo. Lo podemos dejar a un lado o introducirlo directamente en el vaso donde serviremos el flan.

Flan de queso

Por otro lado, cogemos las hojas de gelatina y las colocamos en un recipiente con agua fría. A continuación calentamos la bebida de soja en un olla con el queso de untar. Nos ayudamos para mezclar ambos ingredientes de una cuchara de madera o barilla y cuando veamos que están bien mezclados, añadimos las hojas de gelatina que teníamos en agua fría. Damos unas vueltas más hasta deshacer la gelatina y… ¡Ya tenemos el flan!

Finalmente, añadimos el caramelo al flan. Si te puedes aguantar, es recomendable dejar reposar en el frigorífico durante una hora… ¡Verás que se potencia su sabor y estará bien fresquito!

Bebida: Frappuccino sin lactosa 

 

Imagen de frapuccino sin lactosa

Una buena comida jamás está completa sin una buena sobremesa, y por lo tanto, con una buena bebida. Por eso, no podía faltar un refrescante frappuccino sin lactosa para darle el último toque especial al menú.

¿Qué necesitamos?

  • 1 vaso de hielo
  • 80 mililitros de café
  • 80 mililitros de leche sin lactosa
  • 2 cucharadas de chocolate líquido o sirope
  • 1 cucharada de azúcar

¿Cómo lo hacemos?

Cogemos la batidora, introducimos el hielo y a continuación el resto de los ingredientes: el café, la leche sin lactosa, el sirope de chocolate y el azúcar. Batimos bien y una vez esté granizado lo probamos para ver si le hace falta un poco de azúcar. Cuando esté al gusto, cogemos un vaso, le añadimos un poco de sirope por los lados y en los bordes y servimos el frapuccino y ¡voilà! 

Ya sea que las prepares juntas o por separado, ¡estas 5 recetas sin lactosa para disfrutar el verano nunca defraudarán! ¡Que aproveche!

Para conocer más deliciosas recetas sin lactosa, haz clic aquí.

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.