¿Qué sería de una Navidad sin canelones, sin caldos o sin asados? ¿O de un 6 de diciembre sin roscón de reyes? No tendría mucho sentido, ¿verdad? La comida, como todos sabemos, es parte fundamental de las fiestas navideñas, por eso, en Nutira hemos preparado una serie de consejos para que puedas disfrutar de estos días tan especiales siendo intolerante a la lactosa.

¡Las navidades están a la vuelta de la esquina!

 

¿Qué debes tener en cuenta si eres el anfitrión?

Según el primer Estudio sobre hábitos de personas con intolerancia a la lactosa de Adilac, entre el 20% y el 40% de la población española padece esta dolencia. Todo indica, además, que este porcentaje va en aumento, por lo tanto, si eres el encargado de preparar el menú navideño debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

Pregunta a tus invitados 

Informarse sobre los gustos y preferencias de tus comensales es una excelente manera de ofrecerles una buena experiencia, al igual que preguntar sobre sus intolerancias alimentarias. Una llamada a tiempo para contrastar esta información puede convertir una velada abocada al fracaso en un éxito rotundo. 

Recuerda que la intolerancia primaria es un tipo de intolerancia que se presenta por la pérdida progresiva de la enzima lactasa en el intestino delgado a través de los años. Por lo tanto, aunque conozcas a tus invitados de toda la vida, es posible que se te haya pasado por alto este pequeño detalle. 

Adapta el menú

Una vez tienes toda la información sobre tus invitados, es el momento de adaptar el menú a las necesidades de cada uno. Por ello, un truco indispensable es presentar un menú variado que puedas adaptar a todos ellos, ya sean o no intolerantes a la lactosa. 

Si quieres preparar, por ejemplo, unos canapés con queso, elige una variedad apta para intolerantes como es un queso muy curado. Lo mismo puedes aplicar para el resto de platos, ya sean entrantes, principales o postres. ¡Tus invitados no se darán ni cuenta!

Educa a tus comensales 

El primer paso para normalizar la intolerancia a la lactosa es educar. Comenta con tus familiares y seres queridos todo lo que conoces sobre esta intolerancia ya que ayudarás a normalizarla y facilitarás que en los próximos encuentros navideños se tengan en cuenta todas estas consideraciones. Si tienes algún conocido intolerante a la lactosa, te lo agradecerá. 

¡Ten Nutira siempre a mano!

Ante la duda de si una receta puede o no contener lactosa, ten siempre cerca Nutira. Nuestra gama de complementos nutricionales a base de lactasa contribuyen a una mejor digestión de los alimentos con lactosa, por lo que ante cualquier imprevisto, ayudarás a evitar los típicos síntomas de intolerancia a la lactosa:

Nutira® Masticable: estos comprimidos masticables están pensados para personas con intolerancia a la lactosa leve o moderada.

Nutira® Forte: son cápsulas dirigidas a personas con intolerancia a la lactosa moderada o severa. 

Nutira® Forte to Go: estos comprimidos están pensados para personas con intolerancia a la lactosa moderada o severa, pero que prefieren un formato más cómodo para llevar siempre encima.

 

Imagen de árbol de navidad | 9 consejos para disfrutar de la Navidad siendo intolerante a la lactosa.

¿Qué debes tener en cuenta cuando te pongas a cocinar?

 

Aperitivos

Los aperitivos son el punto de partida de todo menú y, no sólo porque son los que causan la primera impresión, sino porque son los platos que se cogen con más ganas. 

Una selección de mariscos o salmón ahumado son una opción perfecta ya que son libres de lactosa. Sin embargo, debes tener cuidado con las ensaladas, canapés u otros aperitivos ya preparados dado que pueden contener lactosa o trazas de leche entre sus ingredientes. 

Otro de los aperitivos más comunes son las croquetas, tan cremosas y deliciosas… Pero cuidado, uno de los ingredientes clave para su elaboración es la leche. Asegúrate de que se han realizado con leche sin lactosa o, si no, siempre puedes hacerlas tú mismo, con una deliciosa bechamel sin lactosa

Platos principales

¡Buenas noticias! Los platos principales navideños suelen ser, por lo general, libres de lactosa. Cordero, pescado, cochinillo… todos estos platos pueden comerse y disfrutarse sin problema. De todas maneras, siempre es importante estar pendiente de la preparación y los acompañantes como las salsas, ya que pueden contener lactosa. 

Es el caso de los canelones, así que si no quieres renunciar a ellos puedes seguir la misma receta para su bechamel que la de las croquetas. ¡Te sorprenderá lo buenos que están! 

Bebidas

En cuanto a las bebidas alcohólicas, el reglamento R.I.A.C. (UE) 1169/2011 dice que las bebidas que tengan más del 1,2% de alcohol no deben incluir los ingredientes que contienen en el etiquetado; sin embargo, todas están obligadas a incluir los alérgenos. 

Por ello, aunque la mayoría de estas bebidas, como el vino, el champagne o el cava, no contienen lactosa, siempre es bueno asegurarse a través del etiquetado. 

Eso sí, ¡especial cuidado con los ponches! Suelen estar hechos con leche, leche condensada y nata para montar.

Postres y dulces

Llegamos a la parte más dulce del menú… ¡Pero, ojo! Dulces como el turrón, roscón de reyes y los bombones son alimentos con los que hay que tener cuidado según el semáforo de Adilac, sobre todo si no son caseros, por lo que revisa bien el etiquetado para conocer sus ingredientes y si puede contener trazas de leche. Si no, siempre puedes cocinarlos tú mismo, utilizando ingredientes alternativos sin lactosa, te sabrán igual de buenos o incluso más. No hay nada como las recetas hechas en casa y con cariño.

¿Sabías que existen turrones sin lactosa? Un dato que endulzará tus navidades es que los turrones de Alicante, de guirlache o de Xixona están hechos a base de almendras, azúcar y miel, entre otros ingredientes. 

¡Disfrutar! 

Por último, no te olvides de disfrutar de las fiestas y de la buena compañía. ¡Feliz Navidad! 

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.