fbpx

¿Crees que por ser intolerante debes renunciar a la mayoría de las salsas que tanto alegran tus platos? ¡Ni mucho menos! Hoy te enseñamos a hacer una bechamel sin lactosa casera para tus recetas de pasta o tus croquetas que está para chuparse los dedos. ¡Sigue estos pasos!

Ingredientes para la bechamel sin lactosa

  • 25 g de mantequilla sin lactosa.
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 50 g de harina de arroz.
  • 500 ml de leche sin lactosa (también vale la leche de almendras).
  • Nuez moscada (al gusto).
  • Pimienta (al gusto)
  • Sal (al gusto).

Receta de la bechamel sin lactosa paso a paso

  1. Derrite la mantequilla sin lactosa y luego déjala enfriar en un cuenco pequeño el tiempo justo y necesario para que, al tocar la superficie, no te queme el dedo.
  2. Incorpora en un vaso transparente la mantequilla que acabas de derretir, el aceite y la harina. Mézclalo todo bien hasta que quede una pasta homogénea. Necesitarás unos dos minutos removiendo con un tenedor de forma continua para llegar a esta textura uniforme y sin grumos.
  3. Añade un pequeño chorrito de la leche fría sin lactosa en el vaso y remueve de nuevo toda la mezcla. El resto de leche la puedes poner a calentar en un cazo.
  4. Cuando la leche esté tibia, añade al cazo la mezcla que has hecho en el vaso transparente. Ahora remueve todo con la ayuda de un batidor de globo hasta que notes que la salsa comienza a espesarse.
  5. Por último, incorpora pimienta, sal y nuez moscada a tu gusto y remueve bien el resultado. ¡Y ya está! Ya tienes una deliciosa salsa de bechamel con leche sin lactosa perfecta para tus platos.

Para qué recetas puedes usar esta bechamel

Hay decenas de recetas en las que puedes utilizar esta salsa casera, pero las más comunes son las lasañas, canelones y platos de pasta en general. Además, para las verduras gratinadas es un acierto usar esta salsa.

También es perfecta para las croquetas, aunque en este caso te aconsejamos que añadas unos 25 gramos extra de harina para obtener una textura más consistente.

Ahora que ya sabes cómo hacer una sabrosa salsa de bechamel sin lactosa y con qué platos puedes combinarla, ¿no vas a compartir esta receta? Publícala en tus redes sociales para que tus amigos sepan cómo hacer un plato casero riquísimo y perfecto para tu intolerancia cuando te inviten a comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *