fbpx

¿Qué quiere decir la etiqueta “bajo en lactosa”? Es normal que, si sufres intolerancia al azúcar de la leche, quieras entender a la perfección el etiquetado de productos como el del chocolate sin lactosa. Te explicamos todos los detalles para que puedas disfrutar sin miedo de este fantástico manjar. 

¿El chocolate lleva lactosa?

Como la lactosa es un azúcar que puede generar intolerancias alimentarias, la normativa europea (Reglamento (UE) nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo) establece que un producto debe indicar si lleva lactosa y, en tal caso, resaltar ese componente en el etiquetado. 

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), por su parte, entiende que los intolerantes a la lactosa deben saber no solo si un producto contiene este azúcar o no, sino también en qué cantidad. 

La diferencia entre el chocolate sin lactosa y el etiquetado como “bajo en lactosa” está en la cantidad de este azúcar que poseen. 

Ambas legislaciones se aplican a productos como el chocolate, los yogures o la mantequilla. Pero… ¿de qué manera? ¿Cuál es la diferencia entre el etiquetado “sin lactosa” y “bajo en lactosa”? Sigue leyendo y entenderás cuándo se utiliza una u otra. 

¿Cuándo se considera un chocolate “sin lactosa”?

Un producto puede llevar el etiquetado “sin lactosa” cuando posee menos del 0,01% del azúcar de la leche. Por tanto, ¿puede una tableta de chocolate que posee un mínimo de lactosa llevar el etiquetado “sin lactosa”? Sí, pero ese porcentaje es tan insignificante que realmente no influye nada en el intestino de la inmensa mayoría de los intolerantes. 

¿Cuándo un chocolate tiene “bajo contenido en lactosa”?

Cuando los productos contienen entre un 0,01% y un 1% pueden llevar la etiqueta de “bajo en lactosa”. Excepto aquellas personas que padecen tipos de intolerancia graves, el resto de intolerantes no tendrán ningún problema intestinal al ingerir los productos con esta etiqueta. 

Diferencias entre chocolate sin lactosa y leche sin lactosa

El etiquetado de la leche sin lactosa no significa exactamente lo mismo que el de otros productos como el chocolate.

De hecho, la cantidad de lactosa en una leche “sin” y “con” este azúcar es la misma. Lo que ocurre es que en la leche sin lactosa también se ha incorporado lactasa, la enzima que rompe sus enlaces.

En consecuencia, al llegar al organismo del consumidor, toda la lactosa que había en la leche se ha convertido en glucosa y galactosa. Estos dos componentes por separado no afectan al intestino de los intolerantes, por lo que pueden digerirlos con total normalidad.

Por tanto, la diferencia clave entre el chocolate sin lactosa y la leche sin lactosa es que en el primer producto puede haber un mínimo del azúcar de la leche, mientras que en el segundo caso toda la que había se ha convertido en glucosa y galactosa. 

Como ves, las personas que padecen intolerancias graves necesitan entender bien si hay chocolate sin lactosa y su etiquetado para evitar molestias. Comparte este artículo en tus redes sociales para que los amigos que también la sufren puedan disfrutar de esta delicia con total seguridad.

Un comentario de “Chocolate sin lactosa: ¿qué etiquetado rige sobre este producto?

  1. Avatar
    Maribel carrasco dice:

    Y si en la etiqueta pone “puede contener trazas de leche”?? En ese caso, si lo toma un intolerante a la lactosa, puede provocarle algún problema??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *