¡Ayayayayyyyyy! México tiene una gastronomía caracterizada por los sabores fuertes y picantes. ¿Te animas a descubrir qué platos de la comida mexicana sin lactosa puedes probar? Disfruta al máximo de tu amor por el picante sin preocuparte por las molestias ligadas a tu intolerancia. ¡Ándale!

Tacos, burritos y fajitas

El maíz es la base de las omnipresentes tortillas de maíz que acompañan multitud de recetas de este país, como son los tacos, los burritos o las fajitas. De hecho, los tacos están hechos a base de tortillas de maíz dobladas por la mitad y rellenas de diferentes tipos de guisados y/o carnes.

En realidad, podríamos decir que los tacos son el plato estrella de la cocina mexicana. Las fajitas son tacos en los que las tortillas de maíz se sirven por un lado y por otro el guiso por el otro. Los burritos, si te fijas, también son una derivada de los tacos tradicionales.

Los rellenos suelen ser de frijoles, chiles, chicharrón, carne seca o huevo. Sin embargo, en muchas de estas ocasiones a estos complementos se le suma el queso, por lo que debes leer atentamente la receta del relleno si vas a comer fuera de casa. Pero si los vas a hacer caseros, con utilizar queso sin lactosa ya puedes devorar estos manjares todo lo que te apetezca. 

No obstante, en cualquier restaurante mexicano encontrarás una gran variedad de recetas de rellenos a base de maíz, verduras y carne, por lo que siempre tendrás opciones sin lactosa que degustar. En cualquier caso, siempre es mejor preguntar si lleva lácteos para evitar posibles molestias. 

Tanto si vas a un restaurante como si cocinas en casa, siempre encontrarás alternativas de rellenos sin lactosa para fajitas, tacos y burritos.

Quesadillas y enchiladas

¡Pocos platos se vinculan tanto a México como estos! Parecidas a los tacos, estas tortillas de maíz redondas y rellenas de queso, pollo y frijoles no son de los platos más adecuados para los intolerantes a la lactosa. 

Pero si te apañas en la cocina y quieres hacerlas caseras, ¡no hay ningún problema! Solo tienes que utilizar alternativas al queso tradicional que sean sin lactosa y disfrutar de todo el sabor de México en tu comedor. 

Totopos y guacamole

¿Qué sería la comida mexicana sin el aguacate? Sin duda es uno de los alimentos estrella de la gastronomía de este país. Utilizado como la base del guacamole y con un buen acompañamiento de totopos (también conocidos como nachos), se ha convertido en uno de los snacks favoritos incluso fuera de las fronteras mexicanas. 

Aunque en principio la receta del guacamole no es con lactosa, ten cuidado al comprar los totopos sin revisar su etiqueta, porque quizá pueden contener trazas del azúcar de la leche. Además, también sé especialmente prudente a la hora de elegir la salsa o los acompañamientos de los nachos en caso de que no optes por el guacamole tradicional. 

Como ves, la comida mexicana es de las más sabrosas que puedes degustar tanto en casa como en un restaurante. Y recuerda que si te apetece algún manjar con queso tradicional, ¡siempre puedes ayudarte de los comprimidos de Nutira! Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos con intolerancia sepan que puedes disfrutar al máximo de la potente gastronomía del país. 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.