¿Te has imaginado alguna vez lo que sería la vida sin chocolate? ¿Qué hubiese sido de nuestra infancia sin esos bocadillos de chocolate? ¿O del invierno sin un tazón de chocolate caliente? El chocolate es, sin duda alguna, uno de los mejores placeres que nos ha dado la vida y por esa razón el Día Mundial del Chocolate no puede pasar desapercibido… ¿Cómo lo celebraremos? Pues con 3 deliciosas recetas de chocolate sin lactosa:

3 recetas sin lactosa para el Día Mundial del Chocolate

 

Pastel de chocolate sin lactosa

Hay pocas cosas en el mundo más ricas que un buen pastel de chocolate y, por eso, no podemos remediar que esta sea nuestra primera receta, y además ¡Es sin lactosa!

dia mundial del chocolate: Imagen del pastel sin lactosa

¿Qué necesitamos?

  • 230 gramos de chocolate de cobertura sin lactosa
  • 110 gramos de almendra molida
  • 180 gramos de azúcar blanco
  • 130 gramos de mantequilla sin lactosa
  • 6 huevos
  • Esencia de vainilla

¿Cómo lo hacemos?

Lo primero que hay que hacer es separar las claras de las yemas. Las claras las dejamos en un bol donde se van a montar y las yemas las ponemos en otro recipiente aparte. 

Ponemos a calentar una olla con agua y sobre ella colocamos otro bol. OJO: ¡que el bol no toque el agua! En este bol echamos la mantequilla y los 230 gramos de chocolate. Dejamos que se derritan y mezclamos ambos ingredientes a fuego medio mientras los vamos removiendo poco a poco. 

Mientras que el chocolate y la mantequilla se van mezclando, montamos las claras en una batidora a velocidad media. Le echamos una pizca de sal para que agilice el proceso.  Luego, en el bol con la mezcla del chocolate y la mantequilla ya hecha, agregamos el azúcar, la almendra molida, las yemas y la vainilla, junto con las claras ya montadas.

Seguimos batiendo y finalmente, en un molde engrasado y con papel de horno, colocamos toda la mezcla y la horneamos a 170 grados durante 30 o 35 minutos. 

¿Y ahora? ¡A comer!

Galletas de chocolate sin lactosa tipo “Chips Ahoy”

Otra receta clásica con chocolate son las galletas y, ¿qué mejor idea que unas deliciosas “Chips Ahoy caseras y sin lactosa?

Galletas de chocolate chips ahoy sin lactosa

¿Qué necesitamos?

  • 230 gramos de harina floja o de repostería
  • 240 gramos de azúcar: 110 gramos de azúcar moreno y 130 gramos de azúcar blanco
  • 135 gramos de mantequilla sin lactosa
  • 1 huevo
  • 195 gramos de pepitas de chocolate sin lactosa
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de sal
  • Esencia de vainilla

¿Cómo lo hacemos?

El primer paso es mezclar en un bol la harina, la sal, el bicarbonato y la levadura. Una vez mezclados, tamizamos todo junto. En otro bol, ponemos la mantequilla (a temperatura ambiente) y la batimos. Le añadimos el azúcar blanco y el moreno, y lo batimos unos 5 minutos. 

El siguiente paso es batir el huevo en un recipiente y agregarle una cucharada de vainilla. Vertemos el huevo en el bol de la mantequilla y volvemos a batir unos segundos, hasta que el huevo se integre perfectamente en la mezcla.

Cogemos la harina y la vamos incorporando poco a poco a la mezcla mientras seguimos batiendo. Finalmente se agregan las pepitas de chocolate. Ahora toca darle formas a las galletas (consejo: mójate las manos para este proceso) y las metemos unos 15 minutos a hornear a 180 grados.

¡A los pocos minutos empezarás a sentir el delicioso olor!

Natillas de chocolate sin lactosa

Y la tercera receta que os presentamos es la más sencilla de todas, pero también una de las más deliciosas. Se trata de natillas de chocolate sin lactosa. ¿Irresistible verdad?

Natillas de chocolate sin lactosa

¿Qué necesitamos?

  • 500 mililitros de bebida de arroz con cacao
  • 110 gramos de chocolate negro de cobertura
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de edulcorante o stevia
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

¿Cómo lo hacemos?

Primero de todo vamos a separar las yemas de las claras. Por otro lado, calentamos la bebida de arroz con cacao y cuando empiece a hervir, la dejamos a un lado. Cogemos entonces las yemas y las mezclamos bien en un bol con una cucharada pequeña de edulcorante. 

Una vez estén bien mezcladas las yemas, las añadimos a la bebida vegetal y calentamos en un cazo a fuego medio toda la mezcla mientras vamos removiendo poco a poco. 

Añadimos finalmente los 110 gramos de chocolate negro y removemos unos 10 minutos más hasta que la mezcla se espese un poco. Llegados a este punto, colocamos la mezcla en unos moldes y la dejamos reposar en la nevera toda la noche para que cojan la consistencia de una verdadera natilla. 

¿Por cuál de las 3 vas a empezar primero?

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.