fbpx

¡La operación bikini se acerca! Y con ella, es normal que pienses en recuperar tu figura y quitarte de encima un par de kilos de más. Aquí tienes algunas recetas que te vendrán genial para comenzar tu dieta sin lactosa para adelgazar.

Ensalada de quinoa estilo tabulé

Esta refrescante ensalada propuesta por Orielo’s Kitchen es más ligera que el tabulé de cuscús, ya que la quinoa tiene menos hidratos de carbono. Además, este ingrediente es apto para celíacos, intolerantes a la lactosa y veganos.

La quinoa tiene menos hidratos de carbono que el cuscús y, además, es apta para celíacos, intolerantes a la lactosa y veganos.

Ingredientes:

  • 1 taza de quinoa.
  • 3 tazas de caldo de verduras.
  • 1 tomate mediano.
  • 1/2 pepino.
  • 1/2 pimiento rojo, 1/2 pimiento verde y 1/2 pimiento amarillo.
  • Aceitunas negras.
  • Zumo de medio limón.
  • Hierbabuena o menta.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

Elaboración:

1. Lava muy bien la quinoa.

2. Pon el caldo de verduras a calentar con un poco de sal y, cuando comience a hervir, añade la quinoa ya lavada (3 partes de caldo por una de quinoa).

3. Cuece la quinoa durante unos 17 minutos con cuidado de no hacerla demasiado. Cuando esté lista, la dejas enfriar.

4. Mientras se va haciendo la quinoa, cortas toda la verdura en cubitos (pepino, tomate y pimientos) y las aceitunas en láminas.

5. Echa la quinoa en un bol grande para mezclarla bien con toda la verdura, las aceitunas y la hierbabuena picada.

6. Añade sal, zumo de limón al gusto y aceite de oliva virgen extra. Remueve y… ¡a disfrutar!

Ceviche de corvina con leche de coco

El ceviche es un plato de origen peruano muy sabroso y saludable. Además, es perfecto para estas semanas en las que se va a ir acercando, poco a poco, el calor del verano, pues se trata de una receta que se sirve bien fría.

El ceviche es un plato de pescado que se macera en zumo de limón y que se sirve frío.

Ingredientes:

  • 1 kg. de corvina cortada en trozos.
  • 2 cebollas.
  • 1 taza de leche de coco.
  • 1 taza y media de zumo de limón.
  • ½ taza de cilantro.
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

1. Pon en una fuente el pescado con el zumo de limón y déjalo macerar durante 20-30 minutos. Aunque a priori pienses que el pescado no va a terminar de hacerse, luego verás cómo sí que lo hace. De hecho, te avisamos de que este se convertirá en uno de tus platos preferidos de la dieta sin lactosa para adelgazar.

2. Mientras el pescado reposa, corta las cebollas y agrégale la sal, la pimienta, el cilantro y la leche de coco. Mezcla todos los ingredientes y corrige según tu gusto.

3. Mezcla el pescado con el resto de ingredientes y deja reposar unos 15 minutos en el refrigerador antes de servir.

Pudding de chía con yogur, fresas y mango

Y, de postre, otra receta de la mano de Orielo’s Kitchen donde mezcla un súper alimento como es la chía con yogur y fruta. Además de delicioso, es un postre sano, nutritivo y bajo en calorías, ya que no lleva azúcar. ¡Y sin lactosa!

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de semillas de chía (unos 25 gr.).
  • 200 ml. de leche vegetal con sabor a coco o leche de coco.
  • 1 cucharada de sirope de arce (o un edulcorante como la miel al gusto).
  • 250 gr. de yogur natural sin lactosa (o yogur de soja).
  • 1/2 mango.
  • Un poquito de jengibre (opcional).
  • 4 fresas.

Elaboración:

1. Para hidratar las semillas de chía, mézclalas con la leche vegetal con sabor a coco. Después guárdalas tapadas en la nevera durante 2 horas. Remuévelas de vez en cuando durante ese tiempo, verás que van cogiendo una textura gelatinosa.

En este postre es muy importante reblandecer las semillas de chía durante un par de horas con la leche vegetal.

2. Lava y corta la fruta (el mango y las fresas) en trocitos muy pequeños.

3. Mezcla en un bol el pudding de chía con el yogur y el edulcorante al gusto.

4. Rellena la base de los vasitos de una capa de trocitos de mango. Puedes rallar un poquito de jengibre por encima de esta fruta.

5. Añade ahora el pudding de chía, pon encima los trocitos de fresas y, para rematar, incorpora un par de hojitas de hierbabuena en la parte superior.

¿A que son tres recetas fantásticas para incorporar a tu dieta sin lactosa para adelgazar? Añádelas a tu menú semanal cuando más te apetezca y verás que, a pesar de que tienen pocas calorías, son sabrosas y saciantes. Comparte este artículo en redes para que tus amigos vean que, incluso siendo intolerante, ¡también comes platos deliciosos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *