¡Las fiestas se acercan y tu cuerpo lo sabe! Disfruta de los postres navideños más tradicionales con estas recetas de dulces y tartas sin lactosa para esta Navidad. ¿Listo para saborearlos?

 

Pecar sin arrepentimientos, ¡es posible!

La Navidad es una época mágica. Las reuniones familiares, los aromas que desprenden las velas más típicas de esta festividad como la canela o la vainilla y las comidas más tradicionales de las fiestas navideñas, nos hacen sentirnos como en casa.

Aunque si hay algo que es el santo grial de la Navidad, son los postres navideños como los turrones, el roscón de reyes o el tradicional tronco de Navidad. Aun así, pese a que para muchos las fiestas navideñas sean sinónimo de disfrutar de esos manjares, para los intolerantes a la lactosa pueden convertirse en una auténtica pesadilla. Por eso, para evitar los incómodos síntomas de la intolerancia a la lactosa, es fundamental revisar el etiquetado de todos los productos para saber qué alimentos puedes comer siendo intolerante a la lactosa.

En Nutira vamos un paso más allá y es que, ¡el espíritu navideño ya se ha apoderado de nosotros! Y como sabemos que eres de los nuestros y no quieres renunciar a ninguna de las comidas que más te gustan, te regalamos estas recetas de dulces y tartas sin lactosa para estas fiestas.

¿Te animas a probarlas?

 

Turrones sin lactosa

¡La variedad de los turrones no tiene límite!

Actualmente, existen muchos tipos de este tradicional dulce, uno de los más codiciados y deseados por todos; aunque, para las personas intolerantes a la lactosa, es también uno de los que más preocupación genera debido a las dudas sobre si pueden contener lactosa.

En Nutira, te las aclaramos. ¡Lee con atención!

  • El turrón de Jijona o “turrón blando” y el turrón a la piedra no tienen lactosa y sus ingredientes suelen ser almendra, miel, huevo, azúcar, ralladura de limón y canela. Así que, ¡no debes tener preocupación alguna!
  • Pese a que su aspecto blanquecino pueda hacer ver que contiene lactosa, el turrón de Alicante, más bien conocido como “el turrón duro”, no dispone de lactosa; pues suele tener los mismos ingredientes que el anterior.
  • ¿Te encanta el crunchy que provoca el turrón de guirlache al morder? Aun siendo intolerante al azúcar de leche, ¡no tendrás que renunciar a él! Contiene frutos secos, azúcar, miel… ¡Pero es lactosa free!

Ahora que ya sabes qué turrones sin lactosa puedes comer estas pascuas, ¡es hora de que te pongas con las manos en la masa!

¿Qué necesitas?

  • 2 tabletas de chocolate sin lactosa.
  • 2 cucharadas de leche sin lactosa.
  • ½ taza de granola con miel.

¿Cómo se prepara?

Para empezar, corta el chocolate a trocitos y ponlo en un recipiente con las 2 cucharadas de leche sin lactosa para poder calentar la mezcla en el microondas durante un minuto y medio o dos, removiendo de manera asidua.

A continuación, añade la granola y sigue mezclando hasta que todos los ingredientes queden integrados de manera uniforme en una única mezcla. Así, podrás añadirla a un molde rectangular y decorar la superficie al gusto con, por ejemplo, frutos secos de la granola.

Por último, déjalo enfriar en la nevera durante unas cuántas horas para que pueda solidificarse.

¡Y listo! Ya tienes tu turrón sin lactosa listo para que pueda acompañarte en todas tus sobremesas.

 

Roscón de Reyes sin lactosa

Si eres del team Reyes Magos y esperas con ansia que llegue el día para celebrarlo, ¡este roscón de reyes sin lactosa te va a enamorar!

¿Qué necesitas?

  • 350 gr. de harina de trigo.
  • 125 ml. de leche sin lactosa.
  • 100 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de almendras picadas.
  • 75 gr. de mantequilla.
  • 25 gr. de levadura fresca.
  • 1 huevo.
  • 1 yema de huevo.
  • Fruta escarchada y almendras para decorar.
  • 1 cdta. de ron añejo (opcional, para darle un toque de sabor extra).
  • Ralladura de 1 naranja
  • 1/3 de una cdta. pequeña de sal fina.

¿Cómo se prepara?

Primero, en un recipiente, disuelve la levadura junto a la leche sin lactosa y resérvalo para más adelante.

Seguidamente, escoge un bol para empezar a preparar la mezcla con: 320 gr. de harina, ralladura de 1 naranja y el azúcar. Remueve bien todos los ingredientes y, pasados 10-15 minutos, añade la leche que tenías reservada para mezclar bien todos los productos. Después, incorpora la mantequilla, la yema de huevo y la sal a la masa que has conseguido.

A continuación, espolvorea en la mesa la harina que se había reservado y enharínate las manos para poder trabajar cómodamente la masa. Seguramente, al principio se pegará a la mesa, ¡pero no te preocupes! Después de que la trabajes unos minutos más, verás como poco a poco coge forma despegándose de la mesa. ¡Truquito! Si observas que la masa sigue adhiriéndose a la mesa, añade algo más de harina a tu mezcla.

Ahora, trabaja la masa para que tenga la forma de una bola y espolvorea un poco de harina en un recipiente para, seguidamente, poder cubrirla con papel film y dejarla en un lugar cálido de entre 2-3 horas. ¡Ya verás como su tamaño aumenta!

Llegados a este punto, amasa la masa unos minutos más para que, con movimientos de los pulgares de ambas manos, puedas conseguir la forma tan característica del roscón. Así, sacarás el aire que pueda haber quedado.

Después, estira la masa en una bandeja y, encima, coloca papel de hornear. Déjala reposar durante otra hora más para que pueda doblar su tamaño y, una vez el tiempo haya transcurrido, píntala con huevo batido y decórala al gusto con diferentes elementos como almendras o fruta escarchada.

Para acabar, mete el roscón en el horno caliente a unos 160º, aproximadamente, durante 25 minutos. ¡Solo así podrá dorarse y quedar de ensueño!

Panettone sin lactosa

Italia ya tiene un lugar en nuestros corazones, ¡pero también en nuestra sobremesa! Este Panettone sin lactosa va a formar parte sí o sí de nuestro menú navideño.

¿Qué necesitas?

  • 550 gr. de harina.
  • 160 gr. de mantequilla en pomada.
  • 120 gr. de azúcar.
  • 100 ml. de leche sin lactosa.
  • 100 gr. de frutas escarchadas.
  • 80 ml. de agua.
  • 75 gr. de pasas.
  • 30 gr. de levadura fresca.
  • 3 huevos.
  • ½ cucharadita sal.
  • Ralladura de un limón y una naranja.

¿Cómo se prepara?

Para comenzar, añade en un bol la leche templada y la levadura y espera a que se diluya. Entonces, incorpora 130 gr. de harina y 20 gr. de azúcar y mezcla muy bien los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea y algo pegajosa. Tápalo con film transparente y déjalo durante 1 hora a temperatura ambiente, para que pueda ir fermentando.

Ahora, en un recipiente grande, añade el pre fermento, los huevos, el resto de azúcar y de harina, la sal y el agua. ¡No te olvides de las ralladuras de limón y naranja para darle un toque de sabor extra!

¡Llega el momento de amasar! Puedes iniciar este proceso dentro del bol y continuarlo en la mesa para una mayor comodidad, pues te recomendamos que trabajes la masa durante unos 25-30 minutos para que esté elástica y, posteriormente, ¡muy esponjosa!

A continuación, incorpora la mantequilla poco a poco sin dejar de amasar cada vez que lo haces. De esta manera, durante como mínimo otros 30 minutos, la masa irá cambiando y dejará de tener esa consistencia, para tener una textura más brillante y manejable. ¿El truco para saber si la masa está lista? Estírala y, si no se rompe, ¡entonces está perfecta!

Seguidamente, haz una bola con la masa y viértela en un bol, que te recomendamos que esté ligeramente enharinado, y tápalo para que fermente entre 2 horas y media y 3 horas. La temperatura ideal para este procedimiento es de 22º-25º.

Transcurrido ese tiempo, verás que la masa ha triplicado su volumen, así que colócala de nuevo sobre una mesa de trabajo e incorpora las pasas y fruta escarchada para poder amasar e integrar bien el resto ingredientes, hasta hacer la forma de una bola. Es en este punto, cuando tendrás que incorporar la bola en un molde de papel y repetir el proceso de levado durante otras 2-3 horas más. ¡La masa habrá crecido incluso superando el propio molde!

Luego, y con el horno previamente caliente a unos 180º-190º, hornea tu Panettone durante, como mínimo, 30 minutos. Nuestro consejo es que vayas comprobando cómo va la cocción de este delicioso postre sin lactosa, ¡así sabrás cuándo está al punto!

Por último, retíralo del horno y deja que se enfríe boca abajo sobre una rejilla. Así, evitarás que se baje y conseguirás una masa mucho más esponjosa y jugosa. ¡A disfrutar!

Tronco de Navidad sin lactosa

¡Uno de los postres navideños favoritos de los amantes del chocolate! No pierdas detalle de este sabroso tronco de Navidad de chocolate y mousse de turrón sin lactosa, de Orielo’s Kitchen. ¡Vamos a ello!

¿Qué necesitas?

Para la plancha de bizcocho de cacao:

  • 100 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de harina.
  • 20 gr. de cacao puro en polvo.
  • 4 huevos.
  • 1 cdita. de levadura.

Para el almíbar para calar:

  • 150 ml. de agua.
  • 100 gr. de azúcar.
  • Canela en rama.
  • Corteza de 1 limón.
  • Ron u otro licor como anís.

Para la mousse de turrón sin lactosa:

  • 400 ml. de nata sin lactosa para montar.
  • 250 gr. de turrón blando o turrón de Jijona.
  • 50 gr. de azúcar.

Para la cobertura y decoración:

  • 200 gr. de chocolate negro de cobertura sin lactosa.
  • 50 gr. de margarina vegetal.
  • 50 ml. de leche sin lactosa.

¿Cómo se prepara?

¡Empecemos con la plancha de bizcocho de cacao!

Primero, bate los 4 huevos junto al azúcar para conseguir una mezcla espumosa y de color blanquecino. Así, podrás añadirle la harina, el cacao y la levadura para, a medida que vas tamizándolo poco a poco, puedas batirlo muy bien con las varillas.

Seguidamente, en una bandeja de horno, coloca papel vegetal y vierte la mezcla, de manera uniforme, para llevarla al horno precalentado a 180º-190º, durante 10-12 minutos.

Para terminar, coge un trapo de cocina limpio y humedécelo. Escurre el resto de agua que pueda quedar y, sobre él, pon la base de bizcocho. Ahora, con la ayuda del trapo ves enrollando el bizcocho hasta que rodeé toda su forma. ¡Cuidado, que quema! Recuerda dejarlo reposar durante 2-3 horas mientras preparas el resto de elaboraciones.

¿Vamos con el almíbar para calar? ¡Verás que fácil!

En primer lugar, deja hirviendo entre 10-12 minutos el cazo con los siguientes ingredientes: 100 gr. de azúcar, 150 ml. de agua, la corteza de 1 limón y la canela en rama. Retíralo del fuego cuando veas que el almíbar adquiere un color ámbar.

Ahora, añade un chorrito de licor como ron o anís, y déjalo enfriar antes de pincelar la base del bizcocho.

Esta receta va mejorando por momentos y, ¡más lo va a hacer cuando prepares el relleno de mousse de turrón!

Para empezarlo, desmenuza el turrón blando o turrón de Jijona en un recipiente y añade 100 ml de nata líquida. Esta cantidad debe ser la suficiente para crear una pasta, mezclándolo con los ingredientes muy bien para que se integren.

Ahora, vierte en otro recipiente el resto de los 300 ml. de nata y móntala con la ayuda de una batidora de varillas. Así, cuando empiece a coger cuerpo, podrás añadir los 50 gr. de azúcar y seguir batiendo hasta que se acabe de montar.

Después, incorpora la pasta de nata y turrón poco a poco, asegurándote de que quede perfectamente mezclado. Es en este punto, cuando tendrás que taparlo con papel film y dejarlo reposar en la nevera durante al menos 2-3 horas. Aunque si quieres que tu mousse se eleve al siguiente nivel, déjalo enfriar toda la noche. ¡Tendrá mucho más sabor!

Seguimos con la cobertura de chocolate y la decoración. ¡Momento ideal para darle rienda suelta a tu imaginación y creatividad!

Primero, pon en un bol los 200 gr. de chocolate, los 50 gr. de margarina vegetal y los 50 ml. de leche sin lactosa, para poder fundirlo al baño maría o en el microondas hasta que esté fundido. Si optas por esta segunda opción, fúndelo en rondas de 30 segundos para evitar pasarte.

Luego, mezcla muy bien los ingredientes hasta conseguir una crema homogénea.

¡Ha llegado el momento! Es hora de montar el tronco de Navidad. ¡Paciencia y delicadeza!

En primer lugar, desenrolla cuidadosamente el bizcocho y cálalo con el almíbar previamente elaborado. Puedes ayudarte con una brocha para hacerlo más fácilmente.

Después, rellénalo con la mousse dejando un par de centímetros al final para que, una vez enrolles el bizcocho sobre ella, evites que la crema se desborde.

A continuación, una vez relleno, realiza un corte en diagonal separando con delicadeza un trocito para hacer una rama que posteriormente irá “pegada” en un lateral del tronco. Esto será posible gracias al chocolate fundido, que actuará como pegamento. Luego, para que puedas conseguir que se quede fijo, resérvalo en el frigorífico unos 20-25 minutos.

Seguidamente, coloca en una bandeja el tronco y báñalo con la ayuda de una brocha de chocolate hasta que quede bien cubierto. Déjalo reposar durante otros 20 minutos para que el chocolate vaya solidificando poquito a poco.

Por último, imita las grietas de la corteza del tronco de un árbol con un tenedor y, ¡listo! Ya puedes deleitarte con este delicioso postre sin lactosa.

¡Hay vida más allá del polvorón!

Como ves, existen numerosas recetas típicas y tradicionales de estas fiestas, como los anteriores dulces y tartas sin lactosa. Todos ellos, ¡sabores con los que estamos más que familiarizados!

Aunque, si quieres dejar atrás los postres más tradicionales como los míticos polvorones y quieres innovar, te damos otra opción a la que no podrás resistirte: un delicioso y esponjoso cheesecake japonés sin lactosa. ¡Ya verás como sorprendes a tus comensales!

Como conclusión, sabemos que estas fiestas vienen acompañadas de comidas copiosas y que, en muchas ocasiones, es difícil resistirse a ciertos alimentos que puedan tener lactosa. Pero, recuerda, ¡con Nutira no tienes por qué hacerlo!

  • Si tu grado de intolerancia a la lactosa es leve, te recomendamos tomar Nutira Masticable.
  • Pero si es moderada-severa, Nutira Forte o Nutira Forte to go serán tus mejores aliados.

Así que, ahora que ya tienes estas fantásticas recetas de dulces y tartas sin lactosa, lo único que nos queda por desearte es, ¡qué tengas una dulce Navidad sin lactosa!

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.