Llevar una dieta sin lactosa al 100% a veces resulta complicado para los intolerantes a este azúcar de la leche. ¡Pero no imposible! A continuación, vamos a presentarte algunos platos que puedes incorporar a tu menú este mes para asegurarte de que tu dieta está libre de lactosa.

Te aconsejamos que mantengas una dieta equilibrada y que combines estos platos para ingerir la cantidad recomendada de cada uno de los grandes grupos de nutrientes cada día. Recuerda que todos los meses te daremos nuevas ideas para incorporar a tu menú. Verás que nuestras recomendaciones… ¡están para chuparse los dedos!

14 comidas sin lactosa

  • Garbanzos con acelgas al azafrán.
  • Buddha bowl de coliflor, gambas, cuscús y acelgas.
  • Rollo de ternera a las finas hierbas.
  • Panaché de verduras.
  • Pasta con acelgas y avellanas.
  • Cazuela de cazón con fideos.
  • Merluza a la plancha con revuelto de acelgas.
  • Bacalao con tomate gratinado con muselina de pimentón.
  • Jureles en escabeche de módena.
  • Estofado de ternera a la jardinera.
  • Salchichas a la cerveza con pimentón.
  • Paella con tinta de sepia.
  • Asaillo de pollo al vino con patatas.
  • Crema de lentejas al curry.
menu-mensual-sin-lactosa-diciembre
370px

14 cenas sin lactosa

  • Menestra con vinagreta caliente.
  • Sopa de verduras con arroz.
  • Namasu de zanahoria y nabo.
  • Ensalada de nabo, quinoa y semillas de sésamo tostado.
  • Ensalada de salmón, nueces y hojas frescas.
  • Ensalada de col con manzana, zanahoria, maíz y anacardos.
  • Lombarda con manzana y pasas.
  • Crema de lombarda sin lactosa.
  • Ensalada de naranja, cebolleta y bacalao.
  • Sopa castellana con huevo escalfado.
  • Ensalada de cuscús israelí con aceitunas negras, albahaca y limón.
  • Tacos vegetarianos de aguacate con vinagreta de mostaza y lima.
  • Crema de zanahorias sin lactosa.
  • Salteado de verduras.
menu-mensual-sin-lactosa-mayo

¿Conoces amigos o familiares que también son intolerantes a la lactosa? Comparte en tus redes sociales estas ideas para que ellos también puedan disfrutar de nuevos platos en sus dietas. Porque, como ves, siendo intolerante al azúcar de la leche ¡se puede comer casi de todo!

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *