¿Eres intolerante a la lactosa? Entonces estas recomendaciones te van a interesar para intentar evitar tener molestias derivadas del azúcar de la leche.

Cuidado con la lactosa oculta

No solo los productos lácteos contienen lactosa. En tus compras diarias debes tener cuidado, porque existen muchos alimentos, sobre todo los procesados, que pueden contener lactosa oculta en pequeña proporción. Es el caso de hamburguesas, sopas, salchichas, salsas industriales, embutidos, condimentos, galletas y barritas energéticas, bebidas, etc.

Revisa siempre el etiquetado

¿Cómo puedes saber si un alimento tiene trazas de lactosa? Revisando su etiqueta, ingredientes y composición. Recuerda que, por exigencias legales, estas etiquetas deben mostrar siempre su contenido en caso de que la contengan.

No olvides que la lactosa puede estar en muchos productos que sueles comprar en tu cesta habitual de la compra.

Medicamentos con lactosa

Existen fármacos y medicamentos que contienen lactosa en su composición. Si eres intolerante y tomas alguno de ellos, existe el riesgo de que tu organismo reaccione.

No obstante, hay otros medicamentos que sí puedes aunque seas intolerante a la lactosa. Descubre cuáles son aquí.

Busca productos sin lactosa

Actualmente vas a encontrar en el mercado productos iguales a los que tienen trazas de lactosa en su composición, pero sin este riesgo para personas intolerantes. Aunque el gasto sea un poco mayor, podrás disfrutar de una gran variedad de sustitutos de lácteos y de cientos de recetas a partir de ellos.

Combina lácteos y no lácteos

Si eres de las personas que puede tomar productos lácteos, aunque en pequeñas dosis y combinados con otros alimentos, esta puede ser una de las recomendaciones más aconsejables. Los productos que acompañarán a los que contienen lactosa, como es el caso de cereales, galletas, etc., conseguirán que se digieran bien los lácteos.

Más vitamina D y calcio

Desde el punto de vista nutricional, la vitamina D y el calcio son muy importantes para tu organismo. Ambos nutrientes están en los lácteos y la ausencia de estas sustancias en tu dieta puede producir un desequilibrio.

Para compensar esta carencia, toma alimentos no lácteos ricos en calcio, como las espinacas, acelgas, sardinas y brócoli. Recuerda que en el mercado encontrarás muchos productos enriquecidos en calcio. La vitamina D está en las recetas con hígado, los huevos, champiñones o aguacate.

recomendaciones-para-intolerantes-a-la-lactosa

Toma más probióticos

El kéfir es un buen ejemplo de un organismo vivo que te ayudará a mantener tu aparato digestivo. También en yogures y lácteos con muy poca proporción de lactosa encontrarás probióticos. Estos principios activos además van a conseguir que tu organismo digiera mejor otros alimentos con lactosa.

Complementos a base de lactasa

Si tomas lactasa (como puedes hacer con los comprimidos y/o cápsulas de Nutira) antes de ingerir un producto con lactosa, vas a poder evitar los síntomas característicos de la intolerancia a la lactosa.

¿Te han parecido útiles estas recomendaciones para intolerantes a la lactosa? Ponlas en práctica y verás cómo disminuyen tus problemas con la lactosa.  Comparte este post para ayudar a tus contactos a gestionar mejor sus problemas para digerir el azúcar de la leche.

Un comentario de “Recomendaciones para intolerantes a la lactosa

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.