Hacer frente a las altas temperaturas puede llegar a ser todo un verdadero reto pero, con estas recetas de yogur helado vegano sin lactosa, ¡será pan comido! Toma nota porque, desde Nutira, ¡te aseguramos que se convertirán en tu must de verano!

¡Congela el calor con un yogur helado vegano sin lactosa! 

El yogur helado es un postre que ha ganado una gran popularidad en estos últimos años. Su refrescante sabor, la cremosidad de los helados de leche y su gran variedad de sabores ha logrado que, a día de hoy, se posicione como una alternativa muy destacada frente al clásico helado.

Además, gracias a sus versiones de bajo contenido graso, opciones sin lactosa, azúcar, gluten e incluso veganas, es cada vez más frecuente ver cómo las personas con alguna de esas intolerancias, como es el caso de los intolerantes a la lactosa, se decanten por el consumo de este postre.

Así que, ahora que ya conoces la existencia de esta variedad de helado, no te pierdas estas 3 recetas de yogur helado vegano sin lactosa que podrás hacer tú mismo en casa. ¡Serán tu mejor aliado para combatir el calor de verano de una manera más saludable!

Yogur helado vegano de frambuesas, arándanos y sirope de agave

Si eres de los que les pirra el dulce, ¡este yogur helado vegano de frambuesas, arándanos y sirope de agave es para ti! Ya verás que combinación tan sabrosa conseguirás con este endulzante vegano.

Ingredientes:

  • 100 gr. de frambuesas congeladas.
  • 100 gr. de arándanos congelados.
  • 2 yogures de soja/avena/almendra sin lactosa.
  • 1 cucharada de sirope de agave.
  • ½ plátano maduro.

¿Cómo se prepara?

En primer lugar, corta el plátano en rodajas y congélalo. Así, una vez lo esté, podrás incorporarlo en una batidora de vaso o robot de cocina junto a los arándanos, frambuesas y sirope de agave.

Ahora, bátelo muy bien hasta que consigas una mezcla de consistencia cremosa. ¡Allá va nuestro consejo! Si ves que queda con un sabor algo ácido, añade un pelín más de sirope de agave para endulzar.

Luego, viértelo en un recipiente y colócalo en el congelador durante unas 2-3 horas, según la potencia de tu electrodoméstico.

Para acabar, una vez vayas a hincarle el diente, déjalo reposando unos 5-10 minutos para que sea más fácil servirlo. ¡Y voilà! Ya tienes tu dulce y sabroso yogur helado vegano de frambuesa, arándanos y sirope de agave.

yogur-helado-vegano-sin-lactosa.jpg

 

Yogur helado vegano de mango, plátano y nueces

El mango es una de las frutas tropicales más apreciadas y, ¡no nos extraña! Su exótico sabor nunca defrauda y, ¡trasladarlo a este yogur helado vegano de mango, plátano y nueces aún menos!

Ingredientes:

  • 250 gr. de yogur de soja/avena/almendra sin lactosa.
  • 3 mangos maduros.
  • 2 plátanos maduros.
  • 1 puñado de nueces.

¿Cómo se prepara?

Primero, pela la fruta y córtala en trozos pequeños. Así, podrás meterla en un recipiente en el congelador y esperar a que congele durante unas 2-3 horas, dependiendo de la potencia del mismo.

Una vez esté congelada, añade el yogur y bate todos los ingredientes con una batidora de vaso o robot de cocina hasta que consigas una consistencia cremosa.

Ahora, vierte el helado en un molde o recipiente y vuélvelo a meter en el congelador un par de horas más.

Por último, una vez vayas a consumirlo, deja un margen de 5-10 minutos para que sea más manejable de servir. ¡Y listo! Ya tienes tu exótico yogur helado vegano de mango, plátano y nueces.

Yogur helado vegano de sandía, plátano y menta fresca

La sandía: la fruta más refrescante por excelencia. Combínala en este yogur helado vegano con plátano y menta fresca y, ¡dile adiós al calor!

Ingredientes:

  • 400 gr. de sandía.
  • 2 plátanos maduros.
  • 2 yogures de soja/avena/almendra sin lactosa.
  • Un par de hojitas de menta fresca.

¿Cómo se prepara?

Para empezar, pela y corta la fruta en trozos pequeños y guárdala en un recipiente en el congelador durante unas 2-3 horas, dependiendo de la potencia de tu electrodoméstico.

Después, transcurrido este tiempo, coloca todos los ingredientes en una batidora de vaso o robot de cocina y bate todo hasta obtener una textura de helado cremosa y consistente.

Seguidamente, en un molde o recipiente, vierte la mezcla y métela de nuevo en el congelador un par de horas más.

Para finalizar, antes de comerlo, espera unos 5-10 minutos antes para que sea más práctico servirlo. ¡Y c’est fini! Ya puedes saborear este refrescante yogur helado vegano de sandía, plátano y menta fresca.

yogur-helado-vegano-sin-lactosa.jpg

Como has visto, ¡este verano se saborea gracias a los yogures helados veganos sin lactosa! La mejor alternativa para refrescarse y combatir las altas temperaturas. Además, si quieres disfrutar del yogur como nunca antes, no olvides consultar estas recetas de yogur casero sin lactosa perfectas para saborear a cucharadas.

Así mismo, recuerda que, si vas a consumir algún alimento que creas que puede contener intolerancia a la lactosa, ¡Nutira es tu mejor aliado!

  • Toma Nutira Masticable si tu grado de intolerancia es leve.
  • Ingiere Nutira Forte o Nutira Forte to go si tu grado de intolerancia es moderada-severa.

¿Ya has decidido con qué yogur helado vegano sin lactosa vas a deleitarte? ¡Nosotros aún no nos hemos decidido!

 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.