Los alimentos sin lactosa que se pueden encontrar en el mercado, consumidos de forma equilibrada, son capaces de cubrir una buena parte de nuestras necesidades nutricionales. A continuación, vamos a hablar de aquellos que, en principio, son aptos para personas intolerantes a la lactosa.

Ingredientes y alimentos para intolerantes a la lactosa

Esta lista de alimentos sin lactosa que ha creado Adilac te ayudará a saber de forma algo más pormenorizada qué productos puedes comer con total tranquilidad. Además, también conocerás aquellos aditivos a los que no debes tener ningún miedo aun siendo intolerante.

Frutas y verduras

La fruta fresca no contiene lactosa en su composición, por lo que las personas intolerantes la pueden digerir sin problema. En cuanto a la verdura, los cereales, el arroz o las patatas pasa exactamente lo mismo. Es decir, si son frescos, no debe aparecer ningún síntoma ni indigestión.

Frutos secos

En general estos frutos son alimentos que no contienen lactosa (en caso de que sean procesados, echa un vistazo primero a su etiquetado). Además, son una fuente natural de calcio alternativa a los lácteos, como también ocurre con las legumbres, que son un alimento muy beneficioso para las personas intolerantes a la lactosa.

Productos de mar

Las sardinas o las anchoas que se comen con espinas, son alimentos con calcio y que no contienen lactosa que brindan un excelente aporte alternativo al de los lácteos. Por otra parte, todos aquellos pescados y mariscos que no hayan sido procesados pueden ingerirse sin miedo a padecer molestias, ya que no contienen esta sustancia en su composición.

Yogures y quesos

Aunque pienses que estos productos van a estar en la tabla de productos con lactosa, no siempre es así. Existe una gran variedad de quesos que pueden comer los intolerantes. La mayoría lo avisa en su etiquetado, pero, si no lo hace, ten en cuenta que los muy curados suelen ser mucho más digestivos que los frescos.

En cuanto a los yogures, estos productos se toleran mucho mejor que otros lácteos porque la fermentación que llevan a cabo las bacterias convierten una buena parte de la lactosa en ácido láctico. Al igual que en el caso de los quesos, para aquellas personas que posean una intolerancia alta, también hay yogures que avisan en su etiquetado que no contienen esta sustancia.

¿Debo tomar alimentos libres de lactosa? ¿Cómo saberlo?

Cada vez vemos en el mercado un mayor número de productos que no contienen esta sustancia. Esto se debe a que, según los datos de la Asociación de Intolerantes a la Lactosa (Adilac), más del 30% de la población española tiene problemas a la hora de digerir el azúcar natural de la leche.

Si entre 30 minutos y dos horas después de consumir lácteos tienes síntomas como hinchazón, dolor abdominal, diarrea, gases o vómitos, es probable que padezcas esta intolerancia. Sin embargo, para asegurarte al 100% debes acudir a un profesional médico para que te realice el correspondiente test de intolerancia a la lactosa.