fbpx

¿Te gusta disfrutar de un buen té, café o batido? A nosotros también. Y, como sabemos que los intolerantes al azúcar de la leche deben estar siempre alerta de no consumir algún producto que les pueda generar molestias, te damos algunas ideas sobre bebidas sin lactosa con las que puedes estar tranquilo al 100%. Además… ¡están buenísimas!

Chai latte: toda una delicia líquida

Puedes elaborarla en casa o pedirla en cualquier establecimiento que tenga bebidas vegetales. Para darle un toque distinto (y sabroso) puedes añadir un poco de canela en rama, jengibre o regaliz. Ya verás, ¡será como si lo redescubrieras!

Té kombucha: una bomba de salud

¿Sabías que el té kombucha, además de estar buenísimo (su sabor se parece un poco al de la sidra), beneficia al sistema digestivo? Como lo lees. No tiene ni pizca de lactosa y cuida tu salud. ¿Qué más se puede pedir?

El té kombucha o el chai latte son dos de las bebidas sin lactosa que más fácil te va a resultar encontrar fuera de casa.

Kéfir de agua: un beneficioso fermento

El kéfir es un probiótico que refuerza el sistema inmunitario, actúa como antiinflamatorio y ayuda a tolerar mejor el azúcar de la leche. Aunque es cierto que esta es una de las bebidas que menos vas a encontrar en restaurantes al uso, sí que la puedes preparar en casa sin ningún problema con nódulos de kéfir.

Leche de coco: grasas naturales

¿Desayunas ya con leche de coco? Es un sustituto fantástico de los lácteos para los intolerantes al azúcar de la leche, ya que tiene una gran cantidad de minerales y grasas saludables. También es una de las bebidas sin lactosa que más vas a encontrar en bares y restaurantes no especializados.

Batido de choco-plátano: cremoso placer

En cualquier local que ofrezca leche de avena seguro que te sirven este mítico batido. Y, si lo quieres elaborar en casa, solo necesitas un plátano, cacao puro en polvo (al gusto), la bebida de avena y un dátil. Mételo todo en la batidora a máxima potencia y… ¡tachán!

bebidas-sin-lactosa

Frapuccino sin lactosa: un regalo al paladar

En algunos locales puedes pedir que te hagan este cremoso manjar con leche sin lactosa, pero si lo quieres hacer en casa, ¡está chupado! Solo tienes que preparar 4 cucharadas de café, leche sin lactosa, cubitos de hielo, azúcar y sirope de chocolate.

Para una mejor presentación y un extra de sabor, añade un poquito de nata sin lactosa y crocanti de almendra por encima. ¡Quedará espectacular! Perfecto para refrescar una tarde de relax en pleno verano.

¿Cuál de estas bebidas sin lactosa es tu favorita? Es difícil decantarse solo por una, ¿verdad? Comparte el artículo en redes a ver qué opinan tus amigos. ¿Serán más de frapuccino o de chai latte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *